Clínica Láser

Una de las zonas más problemáticas, y que más insatisfacción genera en las mujeres, está en un área muy rebelde. Efectivamente: hablamos de la dichosa cara interna de los muslos.

El exceso de grasa y la flaccidez que se apodera del interior de los mulsos genera muchos complejos e incomodidad. Un ejemplo de ello, con el que seguro te sientes muy identificada, tiene que ver con el sudor y las rozaduras en verano. Muchas mujeres necesitan mallas protectoras en verano y cremas antirozaduras si quieren usar vestidos o falda. ¡Doloroso y molesto!

¿Cómo podemos deshacernos, de una vez por todas, del exceso de grasa en la cara interna de los muslos? A continuación, te explicamos cómo puedes despedirte para siempre de este molesto y antiestético problema.

¿Se puede eliminar definitivamente la grasa de la cara interna del muslo?

Enterate de Envejecimiento de la piel, como prevenirlo?

Lo primero que debes saber es que el ejercicio físico y una dieta equilibrada, junto con estar bien hidratadas (¡no te olvides nunca de beber agua!), son buenos aliados para tener unas piernas bonitas. Pero, como ya habrás intuido, estos métodos no resultan infalibles para deshacernos para siempre de la lipodisfrofia o los acúmulos de grasa localizados…

Para decir un adiós definitivo a ese problema estético tan incómodo, y que las rozaduras de los muslos sean historia, tienes que ponerte en manos de un profesional de la cirugía plástica.

Dependiendo de cuál sea tu problema en concreto, puede que la solución se encuentre en la liposucción láser, o bien en el llamado lifting de muslos. Aunque en algunas ocasiones, la combinación de ambos métodos es lo más recomendable.

Liposucción o lifting de muslos, ¿Qué es mejor para quitar el exceso de grasa?

La piel de la cara interna de los muslos es muy fina, de modo que para la extirpación de grasa, cuando no es una cantidad demasiado elevada y no existe un fuerte descolgamiento, es buena idea recurrir al lipoláser o liposucción asistida por láser.

Sin embargo, si la cantidad de grasa y piel sobrante a extirpar es realmente elevada en la zona interna de los muslos, o bien nos decantaremos por un lifting de muslos (también conocido como cruroplastia), o tendremos que combinar dicho lifting con una liposucción láser. El efecto del láser nos ayudará a mejorar la capacidad de retracción de la piel y a la generación natural de colágeno.

Y es que, por ejemplo en mujeres que han pasado por una gran pérdida de peso después de sufrir obesidad, debemos recurrir a una técnica de cirugía reparadora para devolverles a sus muslos una forma armonizada. Eliminando para ello el exceso de tejido colgante en esa cara interna.

En estos casos resulta fundamental realizar un lifting de mulsos. Porque la extirpación de esos tejidos redundantes en la parte interior de los muslos supone una auténtica mejora en la calidad de vida de las pacientes.

Más allá de una notable mejora estética, la cual revierte siempre de forma muy positiva en la autoestima y la seguridad, velar por la funcionalidad es importantísimo en estos casos. Gracias a la cruroplastia o lifting de muslos, asociada al lipoláser, solucionaremos problemas cutáneos fruto del exceso de sudoración y el roce. En algunas pacientes esto supone no volver a tener heridas ni infecciones nunca más.

tomado de https://clinicaespecialistasdelpoblado.com/

Your Shopping cart

Close
X
× ¿Cómo puedo ayudarte?