0

Aunque la blefaroplastia se practica principalmente con fines estéticos, también da respuesta a otras alteraciones y patologías que afectan a todo el entorno del ojo

Siempre que se menciona el término cirugía plástica tendemos a pensar que se trata de intervenciones puramente estéticas, pero es fundamental que en Oftalmología tengamos otros factores en cuenta, ya que la morfología de nuestros párpados y del entorno ocularno solo condicionan nuestro aspecto físico, sino que también pueden ocasionar problemas visuales.

Es cierto que la blefaroplastia, encaminada a corregir el descolgamiento de los párpados superiores y las bolsas de los inferiores es quizá la cirugía plástica ocular más conocida. También es de las más demandadas, tanto en hombres como en mujeres a partir de los 50 años.

Sin embargo, la cirugía plástica y reparadora ocular también da respuesta a otras alteraciones y patologías que afectan a todo el entorno del ojo, lo que incluye párpados, órbita y cavidad ocular, vías lagrimales, etc.

Toda esta zona es extremadamente delicada y está cubierta de una piel muy sensible. En la clínica Vissum los oftalmólogos expertos en cirugía plástica y reparadora ocular tratan las patologías de esta zona del ojo y conocen a la perfección los mecanismos que hacen funcionar el ojo correctamente. Llevan a cabo las intervenciones en la zona periocular buscando un resultado bonito y natural, pero siempre respetando la anatomía y la funcionalidad del ojo y asegurándose de que el proceso de visión no queda afectado después de pasar por quirófano.

¿En qué consiste la blefaroplastia?

La cirugía de párpados tiene un gran efecto a la hora de rejuvenecer la mirada. Los párpados caídos o las bolsas en la zona de la ojera dan al rostro un aspecto triste y apagado, haciendo que la persona luzca mucho mayor de lo que en realidad es.

Por este motivo, la blefaroplastia es una de las cirugías estéticas más demandadas sin distinción de sexo. Asimismo, es una de las operaciones de cuyos resultados los pacientes se muestran más satisfechos, ya que notan los resultados rápidamente y el cambio a mejor es espectacular.

La cirugía de párpados acaba de manera sencilla con el aspecto apagado y cansado del rostro

La cirugía de párpados acaba de manera sencilla con el aspecto apagado y cansado del rostro

La cirugía de párpados logra acabar de manera relativamente sencilla con el aspecto apagado y cansado de todo el rostro, haciendo que el paciente vuelva a verse con buena cara. No hay ningún tratamiento estético en forma de crema, sérum o de cabina que logre levantar o tensar la piel de los párpados, iluminar la mirada y quitar las bosas de debajo de los ojos.

La única solución real y definitiva para ello es quirúrgica. Es más, si es necesario, la blefaroplastia se complementa con la inyección de toxina botulínica y/o ácido hialurónico para alisar o suavizar las arrugas del entrecejo y del contorno de los ojos (las patas de gallo) y así obtener un resultado más completo y más satisfactorio para el paciente.

No obstante, aunque la cirugía de párpados se lleva a cabo fundamentalmente con fines estéticos, la eliminación de las bolsas inferiores y del exceso de piel de los párpados superiores también tiene otras ventajas, ya que corrigen molestias visuales asociadas a estos factores. De hecho, muchos pacientes con los párpados demasiado laxos o caídos ven reducido su campo visual y refieren molestias en su vida cotidiana.

Postoperatorio de la blefaroplastia

La blefaroplastia es un procedimiento quirúrgico muy extendido que se lleva a cabo con anestesia local. La recuperación de la cirugía es rápida y tiene un riesgo bastante bajo de complicaciones.

Los efectos más molestos suelen ser los habituales de cualquier cirugía: inflamación y hematomas que desaparecen progresivamente en un plazo aproximado de dos semanas, aunque el resultado suele verse inmediatamente tras la cirugía con una gran mejora tanto cosmética como funcional.

Los problemas de cicatrización son bastante inusuales y, en todo caso, se trata de cicatrices muy pequeñas que se practican en el borde del párpado para que posteriormente queden ocultas o suficientemente disimuladas.

No obstante, a pesar de esta aparente sencillez, es importante recalcar la necesidad de ponerse en manos expertas para llevar a cabo este tipo de intervención, ya que el cirujano debe tener especial cuidado a la hora de respetar el movimiento natural del párpado, así como su capacidad para cerrarse por completo. Un párpado superior demasiado retraído altera notablemente la apariencia natural del paciente, ya que luce una expresión que le hace parecer sorprendido o asustado permanentemente.
Por otra parte, eliminar piel de más en la zona palpebral puede ocasionar problemas oculares muy molestos como lagrimeo, irritación crónica, sequedad ocular y úlcerascorneales, ya que la función normal del párpado es abrirse y cerrarse por completo para proteger la superficie ocular, facilitar la eliminación de partículas a través del parpadeo y las lágrimas y mantener la lubricación y la humedad en la superficie corneal.

La importancia de recurrir a un cirujano oculoplástico

Además de la blefaroplastia, los cirujanos oculoplásticos resuelven otros problemas relacionados con la zona periorbital, tales como obstrucción de las vías lagrimales, párpado caído por enfermedades preexistentes, tumores en el ojo, traumatismos, implantación de prótesis para sustituir un ojo que se haya perdido o haya tenido que ser extirpado, problemas de tipo inflamatorio, alteraciones en los bordes de los párpados que causan lesiones corneales y problemas de visión (entropion y ectropion) o anomalías en el movimiento de los ojos.

La cirugía plástica ocular trata es de conseguir que los ojos estén más bonitos, más sanos y vean mejor

La cirugía plástica ocular trata es de conseguir que los ojos estén más bonitos, más sanos y vean mejor

Por todo ello, es importante que un oftalmólogo cirujano oculoplástico valore el caso detenidamente para valorar la conveniencia de la cirugía, establezca un pronóstico de los resultados e informe al paciente detalladamente de cuáles con los riesgos de la intervención.

Incluso la cirugía de párpados, que es relativamente sencilla, ha de llevarse a cabo en un entorno seguro por parte de profesionales altamente cualificados con una amplia formación y experiencia en cirugía de párpados, vías lagrimales y órbita ocular.

La cirugía plástica ocular es una superespecialidad dentro de la Oftalmología que permite abordar estas intervenciones quirúrgicas con seguridad y garantías combinando técnicas plásticas y reparadoras que logren resultados estéticos y también funcionales, ya que de lo que se trata es de conseguir que los ojos estén más bonitos, más sanos y vean mejor.


Tomado de: www.diarioinformacion.com

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CONVENIOS

Ayuda

Pagos Online

Horario

Copyright © 2021, Clínica Láser

X
× ¿Cómo puedo ayudarte?